Misión & Visión

Nuestra Historia:

En Diciembre de 2003, en la ciudad de Cuernavaca Morelos; nació la Casa de Oración Venpronto. Un lugar que tiene como propósito mantener un horno de adoración e intercesión veinticuatro horas al día los siete días de la semana (24/7).

Misión:

Como casa de oración (la verdadera identidad de la Iglesia, según Jesús mismo) anhelamos ver los cielos abiertos sobre ciudades y traer la “justicia pronta” que nos prometió el Padre en Lucas 18:1-8, trayendo así un cambio interno en cada persona, familia, iglesia y, finalmente, desatar la realidad de los Cielos en la Tierra. Un compromiso santo, solemne y perpetuo como la Iglesia de Cristo para ayunar y orar en el espíritu del tabernáculo de David.

En Venpronto, estamos comprometidos a la oración, el ayuno, la gran comisión, y a vivir como precursores; la preparación para el acontecimiento más grande de toda la historia de la creación. Nuestro trabajo incluye equipar misioneros intercesores y evangelistas dedicados que trabajan para ver avivamiento en la Iglesia y una cosecha entre los que buscan a Dios.

Viviendo de manera seria el Primer y Gran Mandamiento que Cristo nos habló en su palabra, de todo corazón, predicando la palabra de Dios, sanado a los enfermos, sirviendo a los pobres, y proclamando el regreso de Jesús, a la tierra.

En nuestro corazón está reestablecer la intercesión, alabanza y adoración ante el trono de Dios, día y noche. Existen dos figuras de la Biblia que nos inspiran en esto, primero, Ana la profetisa, la primera evangelista y precursora en el Nuevo Testamento, que oró y ayunó por más de sesenta años antes de la primera venida de Jesús, Lucas 2:37 y segundo El rey David, quien organizó y pagó 4.000 músicos y 288 cantores proféticos para establecer la adoración ante Dios, día y noche,1 Crónica 23:1-25:31.

Visión:

Nuestra visión es preparar a la Iglesia para que retome su verdadera identidad de esposa amada,  de intercesión tiempo completo, como Juan el Bautista, un estilo de vida de disciplina y devoción a Dios. Como mensajeros precursor, una voz que clame, “Preparen el camino del Señor!” Te invitamos a visitarnos en línea y en persona. Únete con nosotros a medida que poner nuestro corazón al amor de Dios, el culto sólo a Él, y dedicar nuestras vidas a Él sin reservas que sirve, para demostrar nuestro amor por los demás en la obra de servicio, la justicia, la divulgación, y la compasión, y para proclamar el retorno de los Jesús.