Historia

En Diciembre de 2003, en la ciudad de Cuernavaca Morelos; nació la Casa de Oración VENPRONTO. Un lugar que tiene como propósito mantener un horno de adoración e intercesión veinticuatro horas al día los siete días de la semana (24/7).

Como casa de oración (la verdadera identidad de la Iglesia, según Jesús mismo) anhelamos ver los cielos abiertos sobre ciudades y traer la “justicia pronta” que nos prometió el Padre en Lucas 18:1-8, trayendo así un cambio interno en cada persona, familia, iglesia y, finalmente, desatar la realidad de los Cielos en la Tierra.

Un compromiso santo, solemne y perpetuo como la Iglesia de Cristo para ayunar y orar en el espíritu del tabernáculo de David. En VenPronto, estamos comprometidos a la oración, el ayuno, la gran comisión, y a vivir como precursores; la preparación para el acontecimiento mas grande de toda la historia de la creación.

Nuestro trabajo incluye equipar misioneros intercesores y evangelistas dedicados a trabajar para ver avivamiento en la Iglesia y una cosecha entre los que buscan a Dios.

Viviendo de manera seria el Primer y Gran Mandamiento que Cristo nos habló en su Palabra, de todo corazón, predicando la palabra de Dios, sanado a los enfermos, sirviendo a los pobres y proclamando el regreso de Jesús a la tierra.

En nuestro corazón está restablecer la intercesión, alabanza y adoración delante del trono de Dios día y noche. Existen dos figuras de la Biblia que nos inspiran en esto, primero, Ana la profetisa, la primera evangelista y precursora en el Nuevo Testamento, que oró y ayunó por más de sesenta años antes de la primera venida de Jesús, Lucas 2:37. Segundo, el rey David, quien organizó y sostuvo económicamente a 4,000 músicos, 4,000 porteros y 288 cantores proféticos para establecer la adoración ante Dios en la Tierra de día y noche,1 Crónicas 23 :1-25:31.

Nuestra visión es preparar a la Iglesia para que retome su verdadera identidad de esposa amada, de intercesión de tiempo completo, como Juan el Bautista, un estilo de vida de disciplina y devoción a Dios. Como mensajeros precursores, una voz que clame, “Preparen el camino del Señor!”

¿Qué es un asocio económico?

Un asocio con la casa de oración Venpronto, es aquel que es parte del mover de oración global y la familia Venpronto,  quien ha hecho un compromiso con Dios para apoyar económicamente a este  ministerio a Dios y su iglesia.  Este compromiso se puede ser cumplido con una ofrenda de una sola vez, semanalmente, mensualmente, trimestralmente o una vez al año. Se puede escoger la cantidad de su donativo o seleccionar uno de nuestros grupos de asocios establecidos.

¿Por qué ser un asocio económico de la casa de oración Venpronto?

La historia del mover de oración global siempre ha estado en el corazón de Dios y lo podemos ver ser expresado y manifestado en nuestras días en toda la tierra para preparar por su segunda venida.

La obra que el Señor nos ha dado es mucho mas de lo que podemos hacer solos.  Y en la casa de oración VENPRONTO, somos privilegiados poder ser parte de lo que el Señor está haciendo para apresurar su venida y establecer su reino.  Pero en SU sabiduría el Señor ha determinado cumplir su visión con el apoyo de todo el cuerpo de Cristo, trabajando juntos como una sola familia.  Queremos invitarte ser parte de lo que Dios está haciendo por medio de toda la tierra en levantar su casa de oración día y noche, juntos podemos levantar los muros de oración.

Sobre tus muros, oh Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás. Los que os acordáis de Jehová, no reposéis, ni le deis tregua, hasta que restablezca a Jerusalén, y la ponga por alabanza en la tierra. (Isaías 62:6, 7 RVR1960)

Porque  así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; y haré temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos. La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos. (Hageo 2:6-9 RVR1960)